Hay días que tenemos un sentimiento de tristeza, falta de fuerzas y desilusión. Son esos días en los que preferiríamos no levantarnos de la cama o nos quedaríamos “enganchados” a la taza de café si pudiéramos. Detrás de esos sentimientos hay decepción y desilusión por la imposibilidad de satisfacer un deseo que para nosotros es importante. En definitiva nos sentimos frustrados.

 

La frustración es un sentimiento desagradable que se produce cuando mis expectativas no se ven satisfechas al no poder conseguir aquello que deseo. El impacto que genera sobre las personas varía principalmente en función de la personalidad.

Existen distintos procesos de frustración;

  • Frustración por barrera: existe un obstáculo que impide alcanzar el objetivo.
  • Frustración por incompatibilidad de dos objetivos positivos: se pueden alcanzar dos objetivos pero son incompatibles entre sí.
  • Frustración por conflicto evitación- evitación: huida ante dos situaciones negativas.
  • Frustración por conflicto aproximación-aproximación: indecisión ante una situación que provoca resultados positivos y negativos en igual medida.

La frustración aparece cuando no conseguimos realizar nuestros proyectos, sueños, metas, deseos…o cuando no logramos llevar a buen término una actividad. La frustración la interpretamos como un sentimiento negativo provocado por el deseo de hacer algo o lograr algo y la imposibilidad de conseguirlo. Es una reacción natural ya que todos deseamos que nuestra realidad se materialice como deseamos pero también es muy importante ser capaz de conocer qué es lo que motiva la frustración. Con carácter general surge por:

  • Percepción distorsionada: sólo ve el aspecto negativo de las cosas.
  • Tendencia al control: controlar todos y cada uno de los aspectos de la vida, por ello cuando interfieren circunstancias externas que no se controlan se llega al desánimo.
  • Incapacidad para soportar el malestar: la escasa tolerancia a las dificultades y sobre todo a afrontar situaciones de presión y estrés.

Saber cómo me afecta la frustración me ayuda a manejarla y me da el poder sobre qué permito que afecte a mi vida. En caso contrario permito que la desesperación se apodere de mi vida y la convierta en un verdadero infierno de desesperanza, amargura, resentimiento, entre otras emociones negativas, sobre las que yo no tengo control.

Ideas para superar la frustración:

  • Disponer de un Plan b: cuando algo nos impide alcanzar un objetivo, es muy recomendable buscar otras opciones para alcanzarlo, y en caso de no ser posible, podemos poner nuestro esfuerzo y energía en otra meta.
  • Reconocer los errores: el aprendizaje es una de las formas de crecimiento que más aporta a nuestra vida. Con él, iniciamos un proceso por el cual trataremos de no repetir errores del pasado y en el caso de que se repitan sabremos cómo reaccionar ante ellos de forma más positiva para nosotros.
  • No existe la perfección: reconocer que la perfección y la inflexibilidad ocultan nuestras limitaciones y creencias hace que seamos nos conozcamos más y seamos capaces de generar nuevas conductas más productivas.
  • Recuerda la parte positiva: la experiencia es una forma de crecer y aprender, hay veces en nuestra vida que no logramos aquello que deseamos y debemos sacar un aprendizaje, hay veces que es tan simple como reformular nuestro objetivo y otras nos lleva a cambiar nuestros hábitos y conductas.
  • Autoestima: fomentar tu autoestima y tomarte las cosas con calma sin dejarte absorber por presiones externas hace que crezcamos en fortaleza interior y ganemos día a día capacidad para gestionar aquello que nos ocurre con más recursos y menos presión.
  • Aceptación a nivel emocional: ver aquello que nos sucede de forma desapegada, como si fuera algo que le sucede a otra persona, nos ayuda a tener otra perspectiva más objetiva y desde ahí es mucho más sencillo tomar decisiones acertadas.
  • Aceptar limitaciones: es importante esforzarse en lograr un objetivo pero también hay que saber cuándo cambiar el rumbo unos grados o cuándo abandonar. Revisa cuál es tu capacidad real para lograrlo y hasta dónde puedes dar de ti.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Normativa

ACEPTAR